La Escuela de Estudios Esotéricos es sostenida completamente por las contribuciones voluntarias de sus estudiantes y amigos. No hay ninguna cuota establecida para la secuencia de entrenamiento para el discipulado. Los estudiantes deben decidir por sí mismos, guiados por su sentido de responsabilidad espiritual, lo que se sienten capaces de dar.

Desde siempre, la Escuela adopta una política de no rechazar un estudiante debido a limitaciones económicas personales, pero es importante tener en cuenta que, si no se es capaz de contribuir minimamente a la formación, serán otros los que deberán contribuir más para que continúe el trabajo de la Escuela. Todos los estudiantes deberían por lo tanto tratar de hacer alguna contribución en relación a su situación económica personal. En el trabajo espiritual, como todo en la vida, se trata de dar y recibir y mantener así el flujo de energía constante. Si sólo recibe y no se da, entonces la energía se obstaculiza y se detiene el flujo.

Otras razones para donar incluyen:

  1. Expresar gratitud por lo que la escuela significa para cada uno personalmente. Querer dar algo a cambio del trabajo para que otros puedan beneficiarse también.
  2. Creer en un sentido de responsabilidad de grupo apoyando a una entidad no lucrativa.
  3. Darse cuenta que somos Uno y que cada uno de nosotros simplemente mueve energía de una parte del todo a otra, como la sangre que fluye en el cuerpo de una zona que tiene un superávit a otra área que tiene una necesidad, manteniendo así el organismo saludable.

Debido a la urgencia y la gran oportunidad del presente, la Escuela también agradece donaciones de la comunidad espiritual en general. Por lo tanto, invitamos a todos los que están inspirados en esta búsqueda a hacer una donación para el trabajo.

Incorporada en el estado de Carolina del Norte, la escuela funciona sobre una base totalmente sin fines de lucro y exenta de impuestos. Las donaciones son deducibles bajo las leyes de impuestos de los Estados Unidos y de muchos otros países.